Portada Sterillium
200 años de HARTMANN

El camino al éxito:
desde 1945 hasta la actualidad

Después de perder las fábricas en el exterior durante la Segunda Guerra Mundial, la empresa PAUL HARTMANN eludió las inversiones en el extranjero durante bastante tiempo. Concretamente, hasta 1972 con la fundación de HARTMANN-FRANCE S.A. Actualmente, el Grupo está presente en más de 30 países. Tercera parte de la historia de la empresa: desde 1945 hasta la actualidad
1945 fue el "año cero" para Alemania y, como no podía ser de otra manera, también para la empresa PAUL HARTMANN. Los empleados volvieron a trabajar con la decidida ayuda de muchos de los 14.000 refugiados de Europa del Este desplazados a Heidenheim. Se produjeron cambios importantes en la dirección de la empresa. El presidente y director general de la empresa, Walter Hartmann, falleció en 1944 y propició una reflexión en la familia sobre la retirada gradual de la dirección de la empresa para aumentar el peso de los gestores externos. El 1 de julio de 1945, Günther Klüsmann fue nombrado miembro adjunto del Consejo de Administración y en 1946 se convirtió en miembro de pleno derecho.

Las ventas de los productos de HARTMANN experimentaron un periodo difícil. En tiempos de hambre, simplemente no había dinero para comprar nada. El cambio llegó con la reforma monetaria de 1948. En 1948 también se produjo un cambio en la dirección: el ingeniero Gerhard Marx fue nombrado miembro adjunto del Consejo de Administración y en 1950 se convirtió en miembro de pleno derecho. Solo una cosa se mantenía igual: la empresa estaba abierta a las innovaciones y las consideraba una oportunidad. Así es como en 1950, en Heidenheim se empezó a trabajar con la máquina tabuladora de Hollerith, que codificaba la información numérica en una tarjeta haciendo agujeros en espacios concretos.

Los pañales desechables, un éxito de ventas

En 1956 se aumentó la fabricación de filtros de leche y se amplió el departamento de apósitos adhesivos. Además, HARTMANN se conectó a un sistema de recuperación de solventes. Estas apuestas dieron buenos resultados y en 1963, por primera vez, las ventas superaron los 50 millones de marcos alemanes. No faltaba mucho para la siguiente gran innovación: unos pañales de un solo uso que se podían desechar fácilmente. Estos pañales rápidamente sustituyeron a los pañales de tela común, que requerían un laborioso lavado cada vez que se usaban. La primera máquina de fabricación de pañales desechables se instaló en la fábrica de HARTMANN en Heidenheim en 1964.

De nuevo, fue un hito en la historia de la empresa. HARTMANN fabricó y comercializó la marca de pañales Fixies hasta 2005. En 1965, Heinrich Holch asumió la presidencia del Consejo de Administración y ese mismo año la compañía entró activamente en el sector de bienes de consumo. La empresa empezó a fabricar toallitas húmedas y bastoncillos de algodón, por ejemplo, que se podían comercializar en tiendas generalistas. Así fue como la estrategia de la empresa dejó de ser la fabricación de productos exclusivamente sanitarios.
Historical portrait of Walther Hartmann

"HARTMANN ayuda a curar"

Para dificultar las OPAs hostiles, los accionistas de PAUL HARTMANN AG, empresa creada en 1912, fundaron una asociación de protección en 1964, como base económica estable para la compañía. El nombramiento de Friedrich-Wilhelm von Seydlitz-Kurzbach en la Junta Comercial en 1968 marcó la entrada de una dirección diferente. Por ejemplo, con el objetivo de un marketing moderno y la recuperación del popular eslogan "HARTMANN ayuda a curar".

Bajo la dirección de Seydlitz-Kurzbach, las previsiones de ventas también aumentaron, y se alcanzaron, con el primer registro de ventas superiores a 100 millones de marcos alemanes en 1970. No obstante, el éxito de la empresa estaba centrado casi exclusivamente en Alemania; las exportaciones no eran significativas. La empresa no contaba con fábricas ni filiales en el extranjero. Tras la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, que destruyó todas las fábricas de HARTMANN en el extranjero, la empresa no se atrevía a invertir fuera de Alemania, pues la situación política en seguía siendo incierta en Europa.

Historical poster of claim “HARTMANN hilft heilen”

Incursión en el mercado de la incontinencia

Hasta 1972 HARTMANN no apostó por una gran inversión en el extrajero con la creación de HARTMANN-FRANCE S.A. en la ciudad de Chatenois, en la región de Alsacia. A lo largo de los años y décadas siguientes, la empresa creó más fábricas y filiales en Francia y en otros lugares. En 1993, la compañía se había establecido en países como Bélgica, Países Bajos, Austria, Reino Unido, Italia, España, Portugal y la República Checa. Asimismo, invirtió en Arabia Saudí y Turquía. En el año 1974 empezó a fabricar productos para la prevención de riesgos durante las operaciones y productos para la gestión de la incontinencia, un decisión estratégica, esta última, especialmente con visión de futuro. Partiendo de cero, la empresa construyó las instalaciones de producción y su propio equipo de ventas. Actualmente, los productos para la gestión de la incontinencia son los más vendidos del Grupo.Hartmann

Albrecht Hartmann, que falleció en 1977, fue el último miembro del Consejo de Administración perteneciente a la familia Hartmann. En 1983, las ventas del grupo HARTMANN superaron los 500 millones por primera vez y, en 1990, superaron los 1.000 millones de marcos alemanes. Con el paso del tiempo, el grupo HARTMAN ha mejorado los productos y ha ampliado su cartera. En la década de 1980, desarrolló termómetros clínicos modernos y ropa interior absorbente que parece ropa interior normal, por mencionar solo dos ejemplos. La empresa se expandió cada vez más en los mercados de Europa del Este en la década de 1990 y entró en Rusia en 1997.

La estrategia de adquisición

Desde el año 2000, HARTMANN se ha centrado principalmente en las adquisiciones. En el 2000, adquirió Karl Otto Braun GmbH & Co. KG, una empresa especializada en vendajes y tejidos para flebología y linfología, así como medicina deportiva, ortopedia y tratamiento de las heridas. En 2001, adquirió el 80% de Kneipp, empresa especializada en productos de cuidado corporal, productos de baño, farmacéuticos y suplementos dietéticos antes de absorberla por completo en 2008. Sanimed pasó a formar parte de HARTMANN en 2001, con su cartera de productos para el cuidado ambulatorio de los pacientes. En 2009, BODE Chemie GmbH y su marca Sterillium se incorporó al Grupo. Gracias a esta adquisición, HARTMANN puede ofrecer de primera mano soluciones de protección contra las infecciones.

Hoy en día, PAUL HARTMANN AG está presente en más de 35 países de todos los continentes y cuenta con una plantilla de más de 10.700 trabajdores. En 2016, los ingresos por ventas de la empresa ascendieron a casi 2.000 millones de euros. Desde sus inicios, el Grupo ha sido punta de lanza para el progreso en el sector sanitario en todo el mundo. El principal punto fuerte de HARTMANN ha sido siempre su proximidad y colaboración con los clientes, los profesionales de la enfermería y los pacientes. Juntos seguimos desarrollando soluciones que mejoren de forma sostenible la calidad del tratamiento médico y creen valor añadido cuantificable para los profesionales sanitarios y los pacientes por igual. Por una parte, desarrollamos productos y sistemas de aplicación más fácil y, por otra parte, soluciones con un impacto económico positivo. PAUL HARTMANN AG y sus trabajadores, que constituyen la base de su éxito, seguirán este camino hacia el futuro.
Historical advertisement picture portraying woman holding Sterillium

Tenemos muchas más historias que explican nuestro camino hasta aquí ¿Quieres conocerlas?