bg-country-switch
DermaPlast®
ACTIVE

HIIT: ponte en forma con el entrenamiento de intervalos de alta intensidad.

Consigue resultados más rápido: prueba el entrenamiento de intervalos de alta intensidad. ¿Cómo funciona? ¿Qué ejercicios implica? ¿Qué se debe tener en cuenta?

El HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) lleva el cuerpo al límite, una y otra vez: el límite en el que el cuerpo consume la mayor cantidad de oxígeno. Tras el ejercicio, el cuerpo debe utilizar mucha energía para volver a su estado normal. Por eso seguirá quemando calorías incluso si estás tumbado en el sofá. Es el método de entrenamiento idóneo para crear masa muscular y quemar grasa al mismo tiempo.

Entrenamiento de intervalos de alta intensidad: ¿qué implica?
Tanto si estás corriendo, como si estás haciendo fortalecimiento muscular, cross o bicicleta, no hay un enfoque fijo. Lo importante es imponerse a sí mismo el máximo esfuerzo durante un corto periodo de tiempo. Por ejemplo, si corres, puedes trotar para hacer el calentamiento y luego correr tan rápido como puedas durante 20 o 30 segundos. Después descansa caminando durante 10 o 15 segundos. A continuación, haz el siguiente esprint. Lograrás progresar más en un tiempo mucho más corto que si participaras en carreras tradicionales de resistencia

El mismo concepto puede aplicarse a un montón de deportes distintos. Alternar esprints y caminar equivale a un circuito de entrenamiento clásico mediante HIIT. Puedes hacer ejercicios para todo el cuerpo, como burpees (una combinación de flexiones y saltos en estrella) o zancadas durante 30 segundos cada uno, antes de pasar directamente al siguiente ejercicio o recuperar la respiración durante un par de segundos. Después de un circuito de varios ejercicios (por ejemplo, de seis a doce), tómate un breve descanso. Lo importante es que el cuerpo no tenga realmente la oportunidad de recuperarse adecuadamente entre medio. Esto solo ocurrirá cuando se haya completado todo el entrenamiento.

El HIIT solo es adecuado para personas que ya están en forma
Todo esto parece bastante simple y suena tentador. Pero, cuidado: «El HIIT puede ser peligroso para personas que no son muy activas», advierte el Dr. Mathias Frey, médico del equipo de fútbol profesional 1. FC Heidenheim. En el peor de los casos, las personas que se excedan pueden sufrir el efecto contrario. Debido al esfuerzo extremo, el cuerpo podría producir niveles elevados de cortisol, la hormona del estrés. Esto entraña un riesgo de lesiones. Por eso el HIIT solo es adecuado para personas que ya están en forma. E incluso ellos deben buscar el consejo de un experto, como un entrenador personal, antes de comenzar el programa de HIIT. Por otra parte, es suficiente con practicar el HIIT dos veces por semana. El cuerpo necesita reposar para que el entrenamiento haga efecto.

Probablemente el HIIT no sea adecuado para personas que hayan tenido problemas cardíacos en el pasado, que tengan sobrepeso o que sufran alguna enfermedad crónica. Como mínimo, se debería consultar antes al médico.