bg-country-switch
DermaPlast®
ACTIVE

Entrenamiento funcional: la tendencia de los 45 segundos para ponerse en forma

El F45 es la última tendencia para mantenerse en forma que triunfa en EE. UU. y Australia, entre otros. Aún no se ha generalizado en Europa, pero ya comienza a implantarse. Para quienes buscan una motivación y se aburren enseguida de las rutinas de ejercicios, este es un tipo de entrenamiento que mezcla ambas cosas. Se queman hasta 800 calorías en una clase de 45 minutos, lo que significa que es un entrenamiento de alta intensidad que te mantiene motivado, tonificado y en forma, pero que también podría tener repercusiones físicas si no se tiene suficiente cuidado.

La F es de «funcional» (movimientos funcionales básicos como empujar, tirar, ponerse en cuclillas, girar, arrastrar, etc.) y el 45 viene del número medio de segundos que dura cada intervalo de entrenamiento. Unas pantallas colocadas alrededor del estudio muestran lo que viene a continuación, con vídeos de cómo hacer cada ejercicio. Al igual que con cualquier tipo de ejercicio realizado sin un entrenador personal, existen más posibilidades de lesiones debido a una realización incorrecta.

Parece que encarna el sueño de muchos de conseguir los máximos resultados en el mínimo de tiempo. El aspecto social también parece ser un elemento diferenciador importante para el F45, ya que el propio hecho de seguir el régimen de entrenamiento en compañía crea fuertes lazos entre quienes lo practican habitualmente. Ya sea por una actitud competitiva, verdadera amistad, conexión a partir del esfuerzo compartido o una combinación de las tres cosas, parece que se crea espíritu de equipo.

Como en muchas formas de EIAI (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) y rutinas que se realizan en circuito, pueden conseguirse resultados importantes en un corto espacio de tiempo. Se trata de alta intensidad, lo que significa que es más duro para el cuerpo. Por tanto, es importante entender las tensiones a las que se someten músculos y articulaciones y protegerlos como corresponde. He aquí algunas consideraciones para distintos ejercicios realizados durante el F45 y circuitos similares o entrenamientos EIAI:

Sentadillas, zancadas y burpees: estos ejercicios de alta intensidad contribuyen en gran medida a definir los músculos y perder peso, pero con el tiempo afectan negativamente a las rodillas y los tobillos. Un entrenamiento EIAI o F45 puede provocar rigidez e inflamación como secuelas inmediatas; existen cremas, vendajes con cinta adhesiva y otros métodos para reducir el dolor y la incomodidad. Sin embargo, si la rigidez y la inflamación persisten, lo mejor es consultar al médico.

Balanceo con pesas rusas, boxeo y flexiones: trabajan la parte superior del cuerpo y los abdominales y son una de las claves del F45 y el EIAI. La fuerza de sujeción debe recaer en el trabajo abdominal para no lesionarse la espalda al elevar el peso del cuerpo, etc.

Calentamiento y enfriamiento: en general, lo que el F45 y otros entrenamientos EIAI no tienen en cuenta es el calentamiento previo y los estiramientos al final de la sesión. Después de un ejercicio de alta intensidad, los músculos deben enfriarse y estirarse, y hay que dejar uno o dos días de descanso; de lo contrario, se podría sentir dolor durante algunos días y es posible que no se obtuviera el resultado deseado.